Contenido del Boletín 79

MAYO, MES DE MARÍA

(continuación)

Y el Papa continuó resaltando: “Mi pensamiento va inmediatamente a la ciudad ucraniana de Mariúpol, “ciudad de María”, bárbaramente bombardeada y destruida. Una vez más, y desde aquí, renuevo el llamamiento de que se establezcan corredores humanitarios seguros para las personas atrapadas en la acería de esa ciudad. Sufro y lloro pensando en los sufrimientos de la población ucraniana y en particular de los más débiles, los ancianos y los niños. Llegan Incluso terribles noticias de niños expulsados y deportados. Por favor, no nos rindamos a la lógica de la violencia, a la perversa espiral de las armas. ¡Tomemos el camino del diálogo y de la paz! Oremos”.

Que secundemos esta llamada del Papa con nuestra oración continua por la paz en este mes de mayo, mes de María

(Regresar)

lineaDiv

V DOMINGO DE PASCUA

(continuación)

Judas ha abandonado el cenáculo (Jn. 13,31) y se va a dar inicio a un largo discurso de despedida de Jesús a sus discípulos (Jn. 14-17). Mientras tanto, en la sobremesa de la Cena, Jesús sigue enseñando a sus discípulos: “Ahora es glorificado el Hijo del hombre, y Dios es glorificado en él. Si Dios es glorificado en él, también Dios lo glorificará en sí mismo: pronto lo glorificará” (Jn. 13,31-32): Jesús ha vivido en nuestro mundo cumpliendo la voluntad de Dios Padre, mostrando a la gente el infinito amor de Dios Padre hacia todos, “glorificando” a Dios Padre,… Ahora se va a mostrar este amor hasta el extremo (Jn. 13,1), con la Muerte y Resurrección del Señor,… Así es “glorificado” Dios Padre y Jesús. Y nosotros podemos participar de esta “gloria”, porque somos capaces de ver, con mirada de fe, en Jesús entregado a la muerte y resucitado, a Dios que nos ama sin límites. ¿Recibimos de Dios este amor? ¿Nos entregamos a la causa de Dios por este amor? Y nosotros podemos participar de esta “gloria” cuando glorificamos a Dios en el amor al prójimo.

A renglón seguido les revela el único camino por el cual los discípulos podrán seguir a Jesús y mantenerse en comunión con Él: “Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros; como yo os he amado, amaos también unos a otros” (Jn. 13,34): Él ha lavado los pies a sus discípulos, no simplemente porque es la norma de los siervos respecto a sus amos, sino porque los ama; Él va a entregar su vida por amor hacia todos. ¿Qué soy capaz de hacer, de dar, de sentir,… cuando se nos pide un amor “a otros”, a todos? Recuérdalo: La medida del amor que se nos pide es el mismo Jesús. Esto es, se nos está diciendo: “Sed Jesús, los unos con los otros”, “Amad como Jesús”,… El listón ha sido colocado a bastante altura,… parece inalcanzable,… pero es una aventura apasionante el esforzarse por lograrlo,… Animémonos en superar el reto, de este modo  “…conocerán todos que sois discípulos míos:…” (Jn. 13,35).

(Regresar)

lineaDiv

ACABAR CON LA VIDA NO PUEDE SER UN DERECHO

(continuación)

Amparándose en las innovaciones científicas y tecnológicas producidas desde la aprobación de la primera ley del aborto en 1985, Arguello destacó “se puede afirmar con todo el rigor científico que en el seno de una mujer embarazada hay una nueva vida”. Por ello, calificó de “falacia” al hecho de “hablar del derecho a elegir sobre el uso del propio cuerpo” en referencia a esa nueva vida. “Es importante sentar bien las bases del conocimiento científico, de lo que nos dice la propia ciencia sobre lo que hay en el seno de una mujer, para desde ahí elaborar este debate moral”, observó el obispo.

Del mismo modo, Argüello llamó a “realizar un movimiento social” que esté a favor de la madre pero también “del hijo que lleva en sus entrañas, en el supuesto de que haya un conflicto a la hora de seguir adelante con el embarazo”.

El obispo también aludió al “extraordinario invierno demográfico” que se da en España como uno más de los motivos “científicos, médicos o sociológicos” que “deberían animarnos a [llevar a cabo] un movimiento a favor de la vida”. Por último, cuestionó la creciente tendencia a “naturalizar como un derecho el resolver un conflicto eliminando una vida que la ciencia dice que existe como diferente de la madre”.

(Regresar)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.