Contenido del Boletín 60

DOMINGO DE LA SAGRADA FAMILIA

(Continuación)

El acontecimiento tiene dos partes bien diferenciadas: Por un lado, la visita a Jerusalén, con todos sus sucesos (Lc. 2,41-50); por otro lado, el desarrollo humano de Jesús en la familia de Nazaret (Lc. 2,51-52).

Tras la visita al templo de Jerusalén, en el bullicio del grupo de peregrinos y regresando a su hogar, María y José se sorprenden al comprobar que su hijo no va en la caravana. Angustiados, regresan a la capital y lo encuentran en el templo, hablando, discutiendo, enseñando,… entre los grandes teólogos del templo y todos los que le oyen se asombran de sus enseñanzas (Lc. 2,43-47). No es cualquier sabiduría la suya, es la sabiduría de Dios. Una pregunta lógica, reprendiendo al hijo: “…le dijo su madre: Hijo, ¿por qué nos has tratado así? Tu padre y yo te buscábamos angustiados” (Lc. 2,48): No es un buen método, el buscar a Jesús, mientras el corazón se desespera,… es más, el verdadero encuentro con Jesús produce paz, sosiego, felicidad,…en nuestro interior. ¿Buscamos al Señor en nuestra vida cotidiana, en todo lo que nos acontece, en las personas con las que convivimos, trabajamos,… especialmente, en los más pobres,…?

A lo que Jesús responde: “¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que yo debía estar en las cosas de mi Padre?” (Lc. 2,49): Teniendo unos maravillosos padres, aquí, en la tierra, Jesús es consciente de su filiación divina,… es el Hijo de Dios. Esa relación de Dios Padre y Jesús es familiar. Pero, ¿quieres (queremos) encontrarnos con Jesús? Busca en todo aquello que te pueda hablar de Dios; es más, intenta transformar todos los acontecimientos de tu vida en acciones de Dios,… ahí estará también Jesús. Y termina esta primera parte, con una reflexión del evangelista: “Pero ellos no comprendieron lo que les dijo” (Lc. 2,50): También a nosotros nos sucede muchas veces lo mismo,… pero aceptémoslo, es Palabra de Dios.

Si en el templo, Jesús se destaca por su sabiduría divina, es el Hijo de Dios; en esta segunda parte del relato, se pone de relieve su humanidad y su desarrollo humano: “…iba creciendo en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y los hombres” (Lc. 2,52), como fue nuestro proceso de infancia y juventud. Entre medio, una referencia a María: “Su madre conservaba todo esto en su corazón” (Lc. 2,51): Después de doce años, así también se indica en la noche de Belén (Lc. 2,19), la Virgen María sigue guardando todos los hechos, los que entiende y los incomprensibles (Lc. 2,50), en su corazón. ¿Y tú y yo, guardamos todos los hechos de nuestra historia, como obra de Dios, y pensamos con corazón agradecido en ellos?

(Regresar)

lineaDiv

FIESTA DE LA VIRGEN DE LA ESPERANZA

(Continuación)

La celebración de la misa solemne estuvo presidida por D. Julián Blázquez, Vicario Judicial de la Diócesis, que sustituía al Administrador Diocesano que estaba en Roma en la visita “Ad limina”, que estuvo acompañado por 12 sacerdotes de la ciudad. El alcalde hizo la oración-ofrenda a la Virgen y al final de la celebración hubo un acto especial para poner en el antiguo Archivo de la ciudad, que está a un lado del retablo, unos documentos conmemorativos de la celebración del Quinto Centenario del sitio de la ciudad.

Las cuatro misas que celebramos ese día tuvieron muy buen asistencia, aunque teníamos más capacidad para recibir gente que el año pasado, en la misa de mediodía hubo gente que se tuvo que quedar en la calle por falta de espacio. Durante todo el día fueron muchos los logroñeses que pasaron a rezar a la Virgen.

Destacar finalmente la gran labor de la Cofradía de la Esperanza que estuvieron pendientes de todos los detalles para que la fiesta fuera un éxito. Y además la Virgen nos regaló la gran noticia de que Mariano, el Hermano Mayor de la Cofradía, ya ha salido del Hospital y muy pronto podrá venir a rezar a su querida Virgen.

(Regresar)

lineaDiv

FIESTA DE LA SAGRADA FAMILIA

(continuación)

También este año tiene de especial que se celebra en el Año “Familia Amoris Laetitia”, que se abrió el pasado 19 de marzo, coincidiendo con el 5º aniversario de la publicación de la exhortación apostólica Amoris Laetitia, un texto que el papa Francisco dedica a la belleza y la alegría del amor familiar. Este Año dedicado especialmente a la familia concluirá el 26 de junio de 2022, en el X Encuentro Mundial de las Familias en Roma con el Santo Padre.

Los obispos de la Subcomisión Episcopal para la Familia y la Defensa de la Vida han escrito un mensaje para esta Jornada, que dedica su primera reflexión a la situación de la familia en la actualidad. Lamentan los obispos que el valor social e institucional del matrimonio entre hombre y mujer abierto a la vida «ha ido recibiendo golpe tras golpe hasta convertirlo en algo que apenas tiene relieve decisivo en la vida de las personas» y advierten que «una sociedad en la que la familia pierde su significado y deja de ser de facto un pilar fundamental se debilita grandemente».”

Como respuesta proponen el maravilloso plan de Dios sobre la familia. «La profunda vivencia del misterio de la Navidad, que celebramos cada año, reanima nuestra esperanza», afirman los prelados. Y añaden, «solo cuando las familias construyan sobre la roca del amor podrán hacer frente a las adversidades. No vale cualquier material de construcción ni cualquier cimiento. La roca sobre la que se debe cimentar la familia es Jesucristo»

(Regresar)

lineaDiv

CAMBIOS EN EL CURSO ALPHA

(continuación)

El cambio fundamental es que no será un curso presencial con cena, sino que se hará “on line” a través de Internet. Para todo el equipo de Alpha es muy importante la cena y el encuentro cercano que se desarrolla en el curso, pero ante la dificultad de poder hacer las cenas nos parece oportuno plantearlo de este modo, se está haciendo ahora así en muchas lugares, para no dejar de hacer el curso aunque falten algunos aspectos. Creemos que no podemos quedarnos cruzados de brazos y suspender todo hasta que pase la pandemia.

Para poder preparar bien las cosas hemos decidido atrasar el comienzo del curso, comenzará el 3 de febrero. Tenemos que ponernos al día en toda la infraestructura necesaria y entrenarnos para adaptarnos a este modo de relacionarnos.

Sigue siendo muy importante que toda la parroquia se implique en pensar a quién podemos proponer que participe. Si alguna persona tiene problemas técnicos para participar desde su casa facilitaremos que puedan hacerlo desde la casa parroquial.

Otro aspecto fundamental es que apoyemos con nuestra oración esta iniciativa. Somos conscientes de que no lograremos nada si el Espíritu Santo no mueve los corazones de los invitados y de los miembros del equipo, por eso el apoyo de vuestra oración es tan importante.

(Regresar)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.